sábado, 22 de marzo de 2008

Un día de tiendas... (Sin editar)


Mi día comenzó con un cereal con leche y la película Happy Feet. Recuerdo haberla visto hace un año en el cine pero esta vez pude verla desde una perspectiva diferente. La película lleva unos mensajes muy bonitos desde cómo seguir tus metas a pesar de tener a todos en tu contra hasta la importancia de no contaminar el ambiente. Me fije en muchos detalles que de seguro antes no habíá visto como el pobre pinguinito asfixiado por el plástico que une las latas. Hay muchas películas que llevan un mensaje ecológico pero es lamentable ver cientos de puertorriqueños que van al cine por diversión y quizás esos mismos son los que verás semanas más tarde llenando nuestras playas de latas y botellas de vidrio. El año pasado participé de la limpieza de La Laguna Las Salinas de Ponce y es triste ver la cantidad de basura que logramos sacar. Encontramos montañas de botellas de Heineken (las botellitas verdecitas que ya no puedo ni ver). Sacamos más de 100 botellas de cerveza solo de un rincón que no medía más de 10x10 pies cuadrados. Los demás chicos del grupo estaba haciendo un conteo de todas las cosas que encontraban para tener una casa (Y lo cómico fue que salieron con la casa casi lista). Encontramos lozetas, aires acondicionados, puertas, neveras, microondas, inodoros, matress, ventanas, y muchas cosas más.
Después de desayunar fui de tiendas al pueblo de Juana Díaz. Me encanta ir sola de tiendas porque puedo ir a muchas tiendas en poco tiempo. Para continuar con mi trabajo de investigación, fui al Telar y le conté mi idea a las empleadas. Primero les estuvo curioso pero despues quedaron fascinadas con la idea. Les dije que si me veían de vuelta era q iba a comprar más tela para el otro escrín. Luego seguí en mi auto hasta un supermercado cuando veo que en el carril por donde tránsito había un auto estacionado. A los puertorriqueños les encanta violar las leyes. Se quejan pero no dan un buen ejemplo. Al llegar a mi supermercado me fijo q hay alrededor de 30 carros en el estacionamiento. La gente por vaga no los lleva a donde tienen que ir. Y he escuchado mucho que las personas hacen esas cosas en Puerto Rico pero cuando van a Estados Unidos son unos santitos. No entiendo. Deberían comenzar a hacer las cosas bien, poniendo su granito de arena para mejorar el país porque yo de forma indirecta sí lo hago. ¿Y cómo lo hago? Simplemente siguiendo las leyes, conduciendo al límite de velocidad, siendo cordial con las personas y haciendo bien mi trabajo.
Mi última parada fue en Walgreens donde estuve alrededor de 25 minutos en una fila donde solamente había una persona delante de mi. Eso fue en el área de la farmacia. A los 20 minutos, mi hermano como siempre con sus repunancias me dice que inmediatamente le compre un producto para el crecimiento del cabello porque el esta super acomplejado con entradas (Y eso que solo tiene 18 años). Le digo que llevo 20 minutos en una fila y que iré después. Mi hermano con su repuncia me dice: Comprámelo! y se pone a discutir conmigo. Le dije que si mami le habia dado permiso y el me dice que sí (De lo seguro le dio permiso porque la sacó por el techo como siempre). Pagué las medicinas, pagué el producto para la caída del pelo y seguí mi camino. Olvide mencionar que le tuve que preguntar a la señora que si me habían llamado tenía que esperar tanto y por qué estaba atendiendo a tantas personas que pasaban por el lado. Definitivamente... Mi país de locos.

1 comentario:

Mr. Coffee Lover dijo...

Te quedaron muy bien! Yo me imaginaba un tela asi por encimita y ya, bien plain, pero no. XD Te quedo muy bien!