jueves, 13 de mayo de 2010

Querido Insomnio

    Eres extremadamente travieso. Haces que mi amigo imaginario Sueño no vuelva a mi cuarto. Llevo buscandolo hace horas. ¿Ya no estás cansado de jugar? Por favor deja de molestar a Sueño que lo busco y no lo encuentro.