viernes, 18 de septiembre de 2009

Reencontrándome nuevamente

Ayer volví a sentir que vivía. Mis temores disminuyeron y acepté nuevamente un cambio en mi vida. Como decía un profesor en mi universidad: "Adaptación a un medio ambiente cambiante". La vida te puede cambiar en un segundo pero no puedes permitir que ese segundo dure una eternidad. Los problemas no son problemas si sabes cómo resolverlos.

La vida... Una palabra de cuatro letras que a veces se vuelve algo complicada. Nacemos por amor (o eso se supone), crecemos aprendiendo de la vida de los demás, nos independizamos y emprendemos nuestros propios caminos. En nuestro caminar, nos dejamos conocer por nuestra personalidad, nuestros valores y las experiencias que hemos tenido. Experiencias que se plasman en un Curriculum Vitae que con emoción comenzamos a escribir. El Curriculum Vitae dice de dónde vienes y hacia dónde vas. Cuando estoy frustrada con mis estudios en Medicina, lo leo y recuerdo el sacrificio con el que logré graduarme de CROEM, tomar 21 crds en la universidad, trabajar 10 horas semanas como tutora, dar trabajo comunitario, trabajar en investigación científica... Analizo el masoquismo por el que pasé con tal de querer llegar a ser un excelente ser humano y un excelente profesional capaz de afrontar el incierto futuro. Hoy me encuentro reflexionando por qué estoy aquí, qué me trajo aqui y por qué no me rindo tan fácilmente.

Estoy aquí porque no quiero ser una doctora más... quiero ser una doctora ejemplar. Doctor puede ser cualquiera q sepa memorizar y analizar pero un ejemplo para la sociedad son pocos. Y eso quiero ser...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy Bueno, Muchos Sentimientos. Me Gusto Mucho Leerlo y Saber Q Vas Hacia Adelante.

Wilson dijo...

Me gusto mucho porque realmente la vida es eso, es una palabra sin complejidad como su significado...que bueno que seas una doctora diferente pq la salud hoy dia es un comercio y eso no es correcto...