jueves, 24 de enero de 2008

Ya casi media noche...

Ya casi media noche y no logro quedarme dormida. Sabiendo que las siestas suelen ocasionar que no duerma bien, me dejo llevar por el agotamiento. El sábado tomaré un examen y debo estar descansada. Quizás el saber que debo descansar no me deja dormir. No sé si es algo que le pase a todos pero al irme a dormir suelo pensar en lo que ha pasado en el día. Suelo recordar las situaciones incómodas, las tareas pendientes y las cosas graciosas lo que al principio no me deja descansar. Y estas mismas cosas son las que me hacen levantarme muy temprano y cansada.

Aprovechando que ya tengo más tiempo disponible, decidí seguir leyendo un buen libro. El libro titulado Déjame que te cuente es narrado en primera persona por un joven que atraviesa por muchas inquietudes. El joven relata la terapia que esta recibiendo por parte de un psicoanalista quien basa su terapia en cuentos. Los cuentos llevan muchos mensajes que sirven para enterdernos mejores a nosotros mismos, nuestras relaciones y nuestros miedos.

No hay comentarios.: